Viajando por Polonia 6 días por menos de 100 euros

Lo bueno de estudiar en Alemania es que los cursos se cuentan en semestres en vez de en años, así que cada vez que un semestre acaba tienes un mes y medio de vacaciones. Pues hoy os vengo a contar febrero del año pasado, donde viajé con unos/as de mis mejores amigos/as a Letonia, Lituania y Polonia. Fueron unos de los días más increíbles y fríos de mi vida. Sinceramente, no sé cómo aguantamos las interminables horas de autobuses, los tours por las ciudades, las habitaciones de 10 personas y las noches de fiesta durante 12 días. Aunque supongo que ese tipo de viajes son los que se hacen cuando eres estudiante y el dinero te lo reservas para vuelos baratos, ¿no?

Hoy voy a hablar solo de Polonia, dando consejos sobre dónde dormir, cómo moverse por Polonia y la vida nocturna.

1a parada: Varsovia

Llegamos a Varsovia por la mañana después de haber pasado la noche en el bus desde Vilnius. Fue un trayecto de 7 horas y nos costó 16 euros. Fuimos directamente al hostal para dormir un rato. El hostal en el que estamos se llamaba Patchwork Hostel y lo recomiendo 100%. Nos costó 8,50 euros la noche por persona. Todo muy limpio, moderno y en el centro de la ciudad. El hostal, como todos de los que voy a hablar aquí, lo encontramos en Hostelworld. Ahí puedes encontrar hostales a un muy buen precio. Es uno de los mejores buscadores que he utilizado nunca y tiene unos filtros que te ahorran mucho tiempo. Lo recomiendo para cuando viajas con tus amigos/as. Te permite elegir habitaciones de 3-4-5-6-…-12 personas. Además, solo tienes que pagar un 15% como reserva. Si al final decides no ir, solo te cobran ese dinero. Las habitaciones para 2 personas son un poco más caras, así que en ese caso, quizás te compensaría coger más una habitación en airbnb o booking.

Durante el día nos fuimos a ver la ciudad e hicimos el free walking tour que salía desde la Plaza del Mercado a las 12:30. Hay diferentes recorridos y en distintos idiomas. El tour también fue muy bien. Hacer el free walking tour es uno de los must-to-do cuando viajas por Europa. Una forma barata de disfrutar de los secretos y descubrir las mejores cosas que ofrece una ciudad. Normalmente te suelen decir dónde ir a comer y dónde salí por la noche. Tan solo debes pagar lo que quieras al final. Nosotros/as solíamos pagar unos 5 euros. Sí, no es un precio muy alto, pero están acostumbrados/as a estudiantes que viajan low-cost.

Por la noche salimos de fiesta a un local donde había una fiesta Erasmus. Normalmente mis amigos/as y yo, si no hemos recibido información de a dónde ir por la noche, solemos buscar en Facebook eventos erasmus a los que ir por la noche. Ahí sabemos que seguro que la fiesta estará asegurada.

2a parada: Cracovia & Auschwitz

Después de Varsovia, cogimos un Polskibus en dirección a Cracovia. Creo que nos costó 1 euro el viaje de unas 5 horas. La compañía de buses con la que viajamos la encontramos en goeuro.com, la página de la que os hablé en el post pasado.

En Cracovia dormimos en el One World Hostel. Pagamos 5 euros cada uno por noche. ¡Toda una ganga! También muy céntrico y todo muy accesible. No tuvimos que comprar billetes de transporte en ninguna de las ciudades. Hicimos el free tour otra vez, donde conocimos a unas chicas brasileñas. Si viajas solo/a, los tours son la mejor manera de conocer a gente con la que compartir el viaje. No tengas miedo de ponerte a hablar con cualquier grupito de gente, todo el mundo es más abierto de lo que parece. En el tour, por ejemplo, conocimos a una chica brasileña y a un chico austríaco que decidieron pasar el día y la noche con nosotros/as.

Al día siguiente fuimos a Auschwitz. El tour duró 5 horas y, la verdad, es que te deja tocado/a. Es impresionante lo brutal que llegó a ser ese sitio. A la vuelta a casa, ninguno de nosotros/as tenía ganas de hablar. He intentado buscar por internet el link en el que reservamos las entradas para el campo de concentración, pero no encuentro exactamente el mismo. Y, sinceramente, no me acuerdo de lo que pagamos. Os recomiendo que reservéis las entradas por internet. Tened en cuenta que está a más o menos una hora de Cracovia, así que planead bien el día para que os de tiempo a todo.

El siguiente día en Cracovia, gracias a la insistencia de mi amigo A., visitamos las minas de sal de Wieliczka. A mi, personalmente, no me gustó mucho. Pensábamos que íbamos a visitar salas impresionantes, pero excepto una sala enorme, el resto fue bastante “psa”. Si pasas solo unos días en Cracovia, te recomendaría que mejor visitaras más la ciudad. No es algo que destacaría del viaje. Aún así, si queréis ir, también se va en autobús y las entradas se pueden comprar ahí mismo. Creo que fueron unos 16 euros.

3a parada: Breslavia (Wroclaw)

Fuimos otra vez en Polskibus. Esta vez nos costó unos 3 euros. Definitivamente, mi sitio favorito. No sé lo que fue. No sé si fueron las casitas de colores, el río, la vida nocturna o que nos pillaron días con sol, pero me encanta esa ciudad. Sin duda, un sitio al que quiero volver. Nos alojamos en el Hostel Bemma. De nuevo, 8,50 euros la noche. Tuvimos la suerte de que el hostal estaba en la calle de fiesta, así que obviamente ¡no dudamos en salir!

La ciudad es preciosa. Una ciudad muy de estudiantes. ¿Alguien me regala un vuelo de ida?

4a parada: Poznan

Último día de nuestro viaje de febrero. Estábamos agotados después de 12 días por ahí haciendo y deshaciendo maletas, yendo de hostal en hostal, visitando ciudades y saliendo de fiesta y congelándonos de frío. Creo que por eso mismo, Poznan no nos gustó especialmente a ninguno/a. Nos alojamos en el hostal Blooms Boutique. También muy bien situado, pero nada en especial. Creo que me cogería otro alojamiento si volviera. Nos costó 7,20 euros la noche a cada uno.

Además, dentro de lo tacaños que podemos ser los estudiantes, en vez de cogernos dos noches en el hostal porque el bus salía a las 4 de la mañana de la segunda noche, nos cogimos solo una. Así que sí, la última noche la tuvimos que pasar vagabundeando por las calles de Poznan. Mucha marcha, pero no nos quedaban Złotys (la moneda polaca) y no podíamos entrar a ninguna discoteca. Pasamos la noche en un McDonalds.

De vuelta en Alemania…

Finalmente, fuimos de vuelta a Berlín en Flixbus y de ahí cogimos otro autobús a Bremen.

El viaje fue increíble. Muchísimas anécdotas que tengo apuntadas en un papel, muchos momentos de risas y muchas horas de sueño perdido. Pasamos unos 6 días en Polonia por menos de 100 euros, incluyendo ahí el transporte, la comida, el alojamiento y las actividades culturales.

Es un país al que recomiendo ir. No tenía muchísimas expectativas, pero me encantó. Guardo grandes memorias.

Gracias por leerme. ¡Espero que os animéis a viajar a este país!

Con cariño,

Irene.

¿Habéis estado en Polonia? ¿Qué pensáis del país? ¡Contadme experiencias!

5 comentarios

  1. Admiradora secreta dice: Responder

    Hola Irene!
    Lo primero de todo, me encanta tu post y definitivamente quiero leer ese papel en el que tienes apuntadas tantas anécdotas.
    En segundo lugar, me han hablado un poco mal del Polskibus especialmente por sus baños, que me podrías comentar de ello?
    Por último, he de decir que hay una chica de las fotos que, aunque no sale muy favorecida en las fotos que has escogido, en persona es un bellezón.

    Ya tengo ganas de leer tu siguiente entrada!

    Un besito 😉

    1. Jajajaja ¡Qué tonta estás! Bueno admiradora secreta, debo comentarte que los baños del Polskibus no siempre están limpios. Gracias por comentar 🙂 un besito

  2. Admiradora secreta dice: Responder

    P.D. : Maldito A. y las minas de sal.

    1. Lo que nos comió la cabeza…

  3. Yo, de joven, quiero ser como tú, Irene. 😉

Deja un comentario